25 de septiembre de 2012

Pedestre popular de Guadarrama

Salida
En alguna entrada anterior mencioné la incapacidad de participar en esta prueba deportiva, normalmente por vacaciones y otras muchas por simple pereza, incluso este año me dijeron que se cancelaba por culpa de la crisis, pero lo cierto es que se ha cambiado la fecha de la carrera en algo más de un mes. Este verano retome la costumbre de salir a correr con la lejana idea de participar en una carrera de montaña en Cercedilla, incluso repetir, si se pudiera, acabar el año corriendo la San Silvestre, aunque cambiando seguramente Madrid por otra localidad más cercana. En Septiembre comprobé que la Pedestre popular de Guadarrama se celebraría el domingo 23, en su XXXIII edición, tantos años como yo en vida. Ya tenía excusa para saldar una deuda pendiente e inaugurar mi escaso repertorio deportivo de 2012.

El primer detalle importante es el cambio de recorrido anterior por un circuito más urbano, rodeando el municipio y buscando el calor de los vecinos. Algo menos de 8 kms que se pasan volando. A ver si en otra ocasión añaden un par de kms más y se redondea hasta la decena. En la salida muchas caras conocidas, como corresponde al tratarse de una carrera celebrada en mi pueblo. Nuevamente acompaño a Víctor y al pequeño máquina de su primo, Álvaro, vencedor en su categoría, para completar un grupete de unos 200 participantes. Como ya voy cogiendo costumbre me quedo en la parte de atrás y arranco junto al grupo de cola a un ritmo más bien sosegado. Es un poco chorra pero me encanta ver desde dentro como la multitud avanza y se estira por las calles.
Primer paso por meta
Mi carrera personal bien, me cuesta coger algo de ritmo al principio hasta que entro en calor pero de ahí hasta el final creo que pude mantener una regularidad más o menos constante, incluso apretar ligeramente en algunos tramos. Al correr sin compañía normalmente voy buscando referencias en otros corredores similares a mi velocidad, en este caso un tipo de azul que me sirvió de liebre en los primeros kilómetros y al que abandone en el tramo de tierra. Después el horizonte se fue alargando por corredores dispersos que me acompañaron hasta el final. 40:44 tiempo oficial. Marca a superar en un futuro de esta, por fin, deuda saldada.

----------------------------------------------------------------------------

Atletismo Guadarrama


------------------------------------------------------------

Pedestre 2013
Pedestre 2014
Pedestre 2015

Pedestre 2017


19 de septiembre de 2012

El séquito (Entourage) T1 y T2.

Me he propuesto revisitar una de mis series favoritas para incluirla dentro del blog, así actualizo algo esta sección y ver si soy capaz de repasar algo ya visto. El séquito es una divertida recreación de una estrella en ciernes de Hollywood, Vincent Chase, el hombre que empieza a despuntar en el negocio del cine y arrastra consigo a sus amigos de la infancia a esta aventura. Eric Murphy es el supuesto cerebro y futuro manager de la estrella. Tortuga un poco el chico para todo que formará una memorable pareja junto a Johnnny Drama, el hermano de Vince y verdadero acaparador de las situaciones más grotescas. También hay que dar una mención especial para el agente Ari Gold. El secundario de lujo que toda serie necesita y que en ocasiones llega a superar a la historia principal.

Bajo el auspicio de Mark Wahlberg, la creación de Doug Ellin sobresale como producto estadounidense, ritmo, planificación, guión... una buena coctelera que desgrana la vida de un grupo de amigos en las entrañas de la meca cinematográfica. Fiestas, opulencia y el retrato superficial de la segunda industria en importancia de EEUU. Hay que destacar la exagerada propuesta, o no, de la recreación de los negocios cinematográficos, la verdadera vara de medir de esta ficción. La primera temporada es casi como una prueba, apenas ocho capítulos que dan rienda suelta a una idea global de lo que va a ser la serie. Una trama más o menos cuidada que deambula entre el exceso y el humor.

En esta primera sesión nos situamos en la presentación y promoción de la película Head On por un lado, mientras que por otro cobra fuerza la búsqueda del siguiente proyecto. Según avanzan los capítulos vemos como estas dos premisas se balancean rápidamente de un lado a otro, dando aun más ritmo al avance natural de la serie. El desfile de famosos y estrellas de cine es constante en todos los episodios, dando un toque de veracidad que ya querrían muchas producciones. Estos "personajes" normalmente se interpretan a sí mismos en la mayoría de los casos, en otras ocasiones tienen un toque alocado similar a la serie (Gary Busey), mientras que en otras simplemente actúan bajo otras caras (Val Kilmer). La primera impresión es que la serie sobresale por su exagerado histrionismo y la constante búsqueda del todavía podemos llegar más lejos, esto mismo les resta cierta credibilidad pero el encanto reside aunque parezca que no se lo tomen demasiado en serio.

La segunda temporada contiene un notable salto de calidad, El séquito apunta más alto con el aumento de capítulos y la introducción de una trama más compleja para hacerse con el papel protagonista de un superheroe, Aquaman y la aparición estelar de James Cameron como el director encargado de llevar a cabo esa película. A lo largo de catorce episodios veremos como los chicos de Vince deambulan entre fiestas, restaurantes, coches de lujo y aun tienen tiempo de luchar por conseguir el papel principal. En esta ocasión la trama se toma con tiento, ya que primero hay que superar la reticencias de Vince y la aceptación del director en cuanto al casting. Incluso la cosa se pone seria con la introducción de la actriz Mandy Moore, interpretándose a si misma como un personaje fundamental que mostrará la vulnerabilidad de la estrella y la unión del grupo de amigos.

Cabe destacar el desarrollo maduro que va adquiriendo la serie al proponer tramas paralelas que suman a la principal, los problemas económicos de Vince, la inclusión de capítulos con entidad propia, Chinatown o el desarrollo de personajes secundarios que copan cierto protagonismo, en especial Ari Gold y sus problemas con la agencia donde se aprovecha para introducir al siempre agradecido Malcolm McDowell. Por supuesto no podemos olvidar a Drama y Tortuga, en especial al hermano que suma nuevas aventuras que son un regalo para el espectador. Queda sentarse, dejarse llevar y disfrutar porque encima se han introducido a más personajes, Sloan. Otros empiezan a cobrar relevancia, Loyd, Walsh, Adam Davis...un suma y sigue que continuará en la próxima temporada. Fantástico por cierto el capitulo final, Abismo, así se cierra una temporada.

---------------------------------------------

El séquito T.3
El séquito T.4 y T.5
El séquito T.6 y T.7
El séquito T.8

7 de septiembre de 2012

Remontando el Río Guadarrama

Normalmente uso el absurdo pretexto de culpar al perro cuando los paseos se alargan en exceso y/o acabo en el quinto pino. Pero en este caso es real, el motivo de esta excéntrica excursión se debe a la insistencia de Bosco de tirar hacia un sendero cercano al puente del río Guadarrama, su cabezonería me llevo a internarme en el seco cauce del río, aventurándonos levemente hasta fuera del casco urbano por el mismo cauce. Así que para el día siguiente ya estaba en mi cabeza la idea de recorrer el seco canal en busca del caudal perdido. Tengo que matizar que mi mente ya planeaba algo parecido, remontar algún que otro río como el abrupto Cofío, pero no por su interior sino caminando al lado del cauce o descendiendo en mi añorada canoa. Pero eso es otra historia....


En busca del agua.



Molino del Rey
Como punto de partida escogí otro puente que se encuentra junto a un antiguo molino reconvertido en restaurante. Intenté atrasar el inicio hacia unos prados anteriores pero la espesa vegetación que se cierne sobre el tránsito del río ya me aventuraba la dificultad de abrirse paso en algunas zonas. Así pues, comienzo desde el mismo molino hacia adelante, en dirección contraria de las supuestas aguas perdidas. Nada más comenzar compruebo el sinuoso recorrido que me espera. La base esta repleta de grandes cantos y bloques de piedra que van a poner a prueba la resistencia de tobillos y rodillas. La anárquica colocación de las rocas choca con un pequeño tramo adoquinado en ligero descenso, según el curso del riachuelo que acaba con una represa en su parte posterior. Esta manipulación humana me lleva a indagar sobre los vecinos más añejospara conocer y completar mejor esta entrada, igual que mi sana curiosidad, ya que dudo de la utilidad de la represa, seguramente sea para regar los prados colindantes pero también podía prestar servicio al molino o como divertimento en plan piscina natural. Hace tiempo vi una construcción bastante parecida en la provincia de Ávila y se usaba para disfrute de los baños veraniegos. Así que espero ir actualizando esta entrada con más detalles.


Pequeña represa
Un poco más adelante y fuera del cauce del río, me encuentro con una gran oquedad sobre la roca, seguramente la cantera que proporcionó el material para los bloques que conforman la represa. Continuo mi marcha ascendente al lado de la urbanización Parque Pyr, donde la piedra vuelve a sobresalir con fuerza. Después se encuentran los bloques de edificios que conforman la comunidad El Puente y unas parcelas a la derecha que son explotadas como huertas. Justo después viene el puente de El Rosario o de Los Cinco Ojos. Desde arriba el puente es pequeño, coqueto y rudo, nada que ver con otras grandes obras sobres ríos caudalosos, pero atravesado por debajo da una pobre impresión, nada de magnificiencia. También pasamos por debajo del puente peatonal ante la mirada curiosa de algún vecino. Es en este punto donde Bosco y yo hicimos la pequeña exploración anterior, pasando entonces por el mismo sitio, dejando a un lado la urbanización Monteleón en dirección a la zona conocida como Los Pradillos. Vuelvo a destacar las caprichosas formas moldeadas que el agua va dejando en los salientes rocosos.


Fuera ya del casco urbano y junto a una especie de granja, una pequeña columna me indica una antigua construcción que desviaba parte de las aguas para su aprovechamiento en los prados y huertas adyacentes formaba parte de un antiguo puente artesanal. Unos ligeros pasos más adelante el rió recibe un pequeño afluente en forma de arroyo y un breve camino podría llevarnos a la senda que atraviesa estos prados. Pero en esta ocasión la vía a seguir es una vaguada repleta de formaciones rocosas y una vegetación que comienza a atrincherar el paso. Aquí agradezco el momento de lucidez que tuve de traer conmigo el bastón, muy útil para abrirme paso hasta una nueva represa, la finalidad bien podría ser para desviar ciertas aguas o como parte de algún molino perdido. Igual de cerca queda el camino que cruza el río hacia una zona de huertas y donde esta colocado un excesivo puente peatonal sobre el río. Otra zona de antiguos baños estivales que contaba incluso con un kiosco, donde hoy día solo se adivina la base enladrillada.

En este punto hubo un leve parón provocado por la imposibilidad de avanzar, lo lógico hubiera sido regresar tranquilamente por el camino de tierra, pero se impuso la idea de rodear el río por fuera, hasta encontrar la posibilidad de volver a su cauce. Nuevamente metidos en esta jarana avanzamos por esta zona sitiada por las huertas de los vecinos y con la improvisada orquesta de los ladridos que proporcionan los enjaulados perros como banda sonora. El avance se hace cada vez más difícil y en alguna ocasión aprovechamos alguna vereda que circula paralela para salir de más de un entuerto. Poco a poco avanzamos hasta llegar a una dehesa pero cambiando la charanga canina por los motores de los coches en la cercana carretera M622. La localidad de Los Molinos está ya bastante cerca mientras que la excursión va llegando a su fin. La maleza acumulada impide incluso las escapatorias laterales y el agua estancada mi avance natural por el cauce del río. Finalmente encontramos agua.

Tras una pequeño rodeo conseguimos salir a la carretera, prácticamente a la entrada del  Los Molinos, para regresar por caminos rurales, aunque antes pasamos por un puentecillo donde el agua discurre levemente. Mi abandonada "senda" se interna por el casco urbano del municipio molinero. Que tentación....

Fotografía cedida por Javier Burguillo,
Quien se baña junto a su hermano en una poza del río

Album fotográfico GPS 2


La canalización del agua y su embalsamiento provoca que durante el verano sea bastante posible ver el cauce del río seco. Antiguamente se dejaba correr más el agua y por eso los vecinos podían refrescarse algo a su paso por las zonas descritas. Me gustaría destacar la cantidad de basura que se acumula tanto en el borde como en el lecho. Una pena que no se aproveche para limpiar un poco.


1 Tras consultar a algunos vecinos queda confirmada la utilidad de la represa para el desvío de las aguas para regar una serie de huertas que estaban colocadas en los laterales del río Guadarrama antes de llegar al molino. Del mismo modo he hallado una fotografía relevante. Data de la guerra civil, donde un conjunto de fuerzas republicanas están situadas por esa zona donde se aprecian las huertas. Fotografía extraída del Foro social de la sierra